ECONOMIA SOCIAL Y SOLIDARIA

Intro

Encargado de constituir el espacio de la Economía Social y Solidaria, en el IEFI, como actividad voluntaria y en el marco de mis posibilidades, participo en el área de Economía Política y me aboqué a buscar lxs interesadxs en integrar el sector de Economía Social y Solidario, con una planificación realizable dentro de las posibilidades.

Centro mis expectativas en poder aprovechar las relaciones y actividades de otros espacios que contribuyan a proveer acciones comunes y sinergias de desarrollo de nuestras actividades.

Así como responsable del IMFC La Plata y miembro del Consejo de Administración a nivel nacional posibilitaremos el vínculo y acciones conjuntas, como otras construcciones futuras que se puedan hacer.

Otras son también con Unión de Usuarios y Consumidores (Claudio Boada); la Mesa de la Economía Social y Solidaria, impulsa por el INAES, de la región capital de la provincia de Bs. As.; el Banco Credicoop y sus dirigentes locales y regionales de las Comisiones de asociados;  el activo de la militancia del Partido Solidario y los referentes económicos del IEFE- Instituto de Estudios Fiscales y Económicos (Pepe Sbatella y Germán Saller), ex titulares de la UIF hasta 2015.

En el área de Economía Política, elaboramos un primer borrador de Propuesta o Plan de acción, con Fernando Basso y  Mario Koltan, con quienes nos hemos reunido periódicamente (casi todas las semanas) y ya estamos trabajando sobre un documento de  PROPUESTA PARA LA TRANSFORMACIÓN DEL COMERCIO INTERNACIONAL ARGENTINO, elaborado por Fernando Basso, que aborde e incida la importancia en los  mercados (externo e interno), de trabajo y de desarrollo de nuestro país.

Definido el plan de acción o tareas, con los Objetivos estratégicos, estamos abocados en estos primeros meses a la consolidación del equipo y sus integrantes, por ahora 4 con los cuales no hemos podido coincidir todos, salvo en los intercambios por mail o comunicaciones individuales.

Lo más importante es entender que, las actividades voluntarias de militancia y aporte de tiempo deben ser con objetivos ciertos y realizables, condicionados por la disponibilidad de los integrantes.

Mientras tanto las acciones de interacción y participación de charlas como:  

Política Económica en tiempos de pandemia. Desafíos y perspectivas, a cargo de Ricardo Gil y Raúl Cúneo, con el IMFC La Plata.

Vicentin Mitos y Verdades, con el Grupo Aconquija, con las exposiciones de Fernando Basso y Pedro Peretti

Artículos sobre política y el año de Belgraniano, con  escritos en medios locales y regionales (infolaplata, La Periódica, la Barraca y algunas otras redes).

–          Tiempos de Política I – Revolución y cambios o negociar con el poder

–          Manuel Belgrano: Un Patriota.

–          Tiempos de Política II – En tiempos de crisis: ¿Cautela o Ímpetu?  Conciliación (es) y Decisión(es)

–          El legado de Manuel Belgrano: Mucho más que una bandera

 Los nombres y profesiones de los miembros, con quienes acordamos su aportes ya han sido informados, dos de ellos aún están por confirmarse (Lucia Gil, Contadora y finalizando la Tecnicatura en cooperativismo de la UNLP; Javier Andrés Wainer, Coach ontológico, cursando la carrera de Licenciado en Administración y Tecnicatura en cooperativismo en la UNLP).

 Temas en desarrollo:

–          Conmemoración del día internacional de las cooperativas, 4 de julio de 2020

–          Necesidades y relaciones con la Mesa de la Economía Social y Solidaria:

o   Relevamiento de barrios con déficit de conectividad, para igualar las posibilidades de uso de internet en caso de educación a distancia en los distintos niveles educativos, con centros comunales, cooperativas, organizaciones sociales, escuelas, etc.

o   Relación entre cooperativas y organizaciones de la economía popular en la producción, provisión y distribución de alimentos

–          Evaluación de un relevamiento de precios de 10 productos básicos de alimentos en los distintos barrios de La Plata y alrededores, junto a la Unión de Usuarios y Consumidores, determinando un indicador mensual de esos precios.

El cronograma estimado contempla dos meses para la constitución y consolidación del grupo que pueda definir el equipo (esto no es sencillo), el resto de las etapas está condicionado a ello y la interacción con otras organizaciones que posibiliten realizar acciones conjuntas, que sirvan para nuestros objetivos. En muchos casos presionar o acelerar es contraproducente. Entender y respetar los tiempos, para poder hacer una planificación realizable y cumplible es más que necesario.

Esta primera etapa de formación se da como sabemos en una etapa de pandemia con aislamiento social preventivo y con motivaciones diversas a quienes convocamos y esperamos acercar y/o integrar.

Ricardo Gil – 27 de junio de 2020